Detalles a considerar en un regateo - Top Directorio

20 abril 2018
Comments 0

Si estás pensando en vender tu casa seguro que te han recomendado que pongas un precio ligeramente superior al que realmente quieres obtener por ella ya que de esta forma tendrás margen para el regateo. Esta es una práctica muy habitual ya que todo el mundo quiere conseguir el mejor precio posible por la vivienda.

Debes de tener en cuenta que si pones un precio demasiado alto el posible comprador ya descartará la vivienda sin verla tan siquiera, por lo que debes de dejar un margen pero siempre con un precio razonable. También debes de tener en cuenta que, en algunas ocasiones, tendrás que bajar más de lo previsto si no hay nadie dispuesto a darte lo que tú consideras justo.

Para cada persona su casa tiene un valor que es el resultado de sumar lo que realmente vale la vivienda y el valor que uno le otorga ya sea porque tiene una carga emocional ya sea porque esa persona recuerda el esfuerzo que hizo en su momento para adquirirla sin pensar en los cambios que ha habido en el mercado desde entonces.

Aspectos que pueden hacer que tú casa valga más

Si quieres conseguir el mejor precio por tu vivienda debes de tener en cuenta cuáles son sus puntos fuertes. El posible comprador tendrá en cuenta, por el contrario, los puntos débiles y va a emplearlos para lograr una buena rebaja de los precios.

¿Qué puedes argumentar a tu favor? Estos son algunos puntos que puedes argumentar, en el caso de tu vivienda cuente con ellos:

– Buenos materiales de construcción: unas puertas de madera, armarios a medida o suelos de mármol son elementos que tienen mucho valor y que cualquier comprador va a apreciar. Tenerlos en cuenta para resaltarlos ante los posibles fallos que ellos saquen a relucir, es una gran baza.

– Buen aislamiento: si tu vivienda cuenta con algún aislamiento adicional, tiene bien aislada la fachada o no se escuchan los ruidos de los vecinos, no dudes en ponerlo en valor ya que es una de las cosas más solicitadas por cualquier comprador. Eso sí, no mientas porque es muy fácil comprobar que esto no es cierto.

– Extras: aquí debes de resaltar cualquier obra para mejorar tu casa que haya sido realizada en los últimos tiempos, como una cocina nueva, tuberías recién cambiadas o una renovación del cableado. Si hay aire acondicionado o calefacción también debe de ponerse en valor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *