Vodafone indemniza con 6.000 euros a un usuario por llamadas comerciales fuera del horario comercial

La Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a Vodafone a pagar 6.000 euros de indemnización a un usuario que en un momento fue acosado con llamadas comerciales. La sentencia marca tendencia porque considera esta conducta de la empresa como una vulneración del derecho a la intimidad ya la intimidad del afectado. El criterio podrá ser seguido por otras audiencias provinciales para casos similares, aunque la empresa ha evitado llevarlo al Tribunal Supremo, cuyas sentencias son las que asientan la jurisprudencia.

El Juzgado de Primera Instancia número 11 de Zaragoza ya había fallado a favor del afectado el pasado mes de febrero, condenando a la compañía telefónica a indemnizar al cliente por el daño moral que había sufrido, por importe de 6.000 euros. Sin embargo, el operador apeló el veredicto alegando que las llamadas habían sido realizadas por otra compañía haciéndose pasar por Vodafone con fines fraudulentos.

Precisamente, fuentes de la compañía defienden que las llamadas se realizaron «desde números telefónicos spam» ya que no pertenecían a ninguno de los números acreditados de sus canales comerciales y además el cliente estaba incluido en las listas Robinson (aquellos que se registran voluntariamente para no hacerlo). para recibir publicidad) que consultan sus canales de distribución.

La Audiencia Provincial rechaza este argumento y asegura que Vodafone no ha aportado ninguna prueba de esta supuesta suplantación de identidad, ya que el único objetivo de las llamadas era contratar los servicios de la operadora, sin que se haya observado ninguna intención de recabar otra información que se reveló en las llamadas. cometiendo fraude. “No hay indicios de una posible intención fraudulenta más allá de la publicidad, que en todo caso sólo se refiere a los productos del denunciante”, dice la sentencia. Como prueba adjunta una llamada telefónica en la que la persona que interactúa se identifica como asistente virtual de Vodafone.

“Vodafone pone todos los medios para evitar que este tipo de llamadas sean realizadas por empresas ajenas, ya que dañan nuestra reputación y crean desconfianza entre los clientes, pero es difícil probar en los tribunales que las llamadas no son de Vodafone porque se identificaron como tales. han indicado fuentes de la compañía.

La sentencia afirma que «se establece que la actora sigue recibiendo llamadas telefónicas ofreciendo los servicios de la entidad demandada de forma más o menos continua» y que «las respuestas de la entidad demandada, así como el reconocimiento básico del problema, resultan contradictorios». .

“Por otro lado, no existen dudas sobre la creación de dichas convocatorias por parte de la entidad demandada. Y la propia demandada admite que, a pesar de la falta de datos en los expedientes, puede realizar llamadas indiscriminadas y cita como posibilidad esta circunstancia, ya que en realidad se reconoció la contratación de empresas o agentes externos con fines publicitarios”, dice la sentencia. .

Por lo tanto, el tribunal desestima el recurso y mantiene el monto de la indemnización dado que recibió las llamadas sin consentimiento, al considerar que esta acción erosionará su derecho a la privacidad. “En el presente caso, los hechos probados con los que mostramos nuestra conformidad de que la actora recibía constantes llamadas telefónicas de varios números telefónicos a través de los cuales se publicitaban productos de la empresa Vodafone, indican que esta empresa disponía de datos personales de la actora que fueron utilizados para ello. y manifestó en varias ocasiones, a petición de la parte actora, que las suprimía o instituía sin dilación indebida”, se lee en la sentencia. Vodafone no ha recurrido esta última sentencia y, por tanto, abonará la indemnización al usuario afectado.

Una de las principales quejas

Las llamadas de solicitud agresivas son una de las principales quejas de los usuarios de telecomunicaciones. Para acallar estas críticas, las empresas han firmado varios códigos de conducta en los que se comprometen a acabar con este tipo de medidas, pero que han resultado ser un desperdicio de papel al no ser vinculantes. Movistar, Orange, Vodafone y MásMóvil firmaron el último de estos códigos éticos en julio de 2021 para evitar prácticas agresivas de televenta. Un acuerdo que desde entonces se ha roto en gran medida, como ya han hecho con el acuerdo que firmaron en 2010, según denuncias de asociaciones de consumidores y millones de usuarios que han podido sufrir en su experiencia diaria.

Jazztel (Orange), Vodafone y MásMóvil son los operadores más persistentes en sus convocatorias, según los estudios anuales que publica la Asociación por los Derechos Civiles Económicos y Sociales (Adeces); pero Vodafone es con diferencia la que más multas ha recibido de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Este organismo multó a Vodafone España con una cifra récord de 8,15 millones de euros en marzo del año pasado por continuar con sus actividades de marketing después de que las órdenes de tutela les ordenaran dejar de hacerlo.

LA TIERRA de la mañana

Despierta con el análisis de la jornada de Berna González Harbour

CONSÍGUELO

TOP DIRECTORIO / Fuente

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

Con 800 puntos de recarga, Edimburgo contará con el mayor centro de carga para vehículos eléctricos de Europa

Sáb Dic 24 , 2022
Edimburgo, la capital de Escocia, ha presentado planes para construir el centro de carga de vehículos eléctricos más grande de Europa con 800 puntos de carga. El gestor inmobiliario con sede en Londres, Shelborn Asset Management, ha presentado un proyecto con más de 74.000 m² de espacio de oficinas a […]
Con 800 puntos de recarga, Edimburgo contará con el mayor centro de carga para vehículos eléctricos de Europa
Copyright. Todos los derechos reservados Tema: Default Mag por ThemeInWP .