Por primera vez un juez declara desierto un contrato de alquiler por la aplicación de la perspectiva de género

PIXABAY

Un juzgado de Lanzarote ha declarado nulo el contrato de alquiler celebrado entre dos empresas, aplicando la perspectiva de género, como un acto de discriminación de género. La sentencia es pionera, ya que por primera vez se aplica la perspectiva de género a un caso de nulidad de contrato (acceso al texto de la sentencia aquí).

El contrato en cuestión se refería al alquiler de un inmueble por parte de una empresa unipersonal (condenada por un delito de violencia de género) a la empresa fundada por su hijo. Padre e hijo, a través de sus respectivas empresas, habían acordado alquilar un inmueble dedicado a la hostelería durante 15 años a cambio de una renta de 200 euros al mes.

Condiciones que llevaron al juez a revelar que el acuerdo era fraudulento. En primer lugar, porque, como consta en la sentencia, el arrendamiento por más de seis años debería haber contado con el consentimiento de todos los propietarios. Algo que no sucedió ya que la exmujer, propietaria del 33% del inmueble arrendado, no accedió al contrato de arrendamiento.

Según el juez, la larga duración del contrato, los lazos familiares entre los accionistas de las empresas firmantes y la baja renta de 200 euros, que se pagaba al contado, demuestran que se trataba de una cesión y no de un alquiler. Por tanto, el contrato de arrendamiento fue fraudulento y nulo, ya que su objetivo no era alquilar el inmueble sino impedir que la ex mujer víctima de violencia de género pudiera cobrar su indemnización.

Porque el juez, en colaboración con su hijo, utilizó «ilícita e instrumentalmente» a la sociedad de arrendamiento de la que era único accionista para eludir el pago de la indemnización que se le ordenó pagar por la tentativa de homicidio de su expareja, lo que excluye a este último de la posibilidad de beneficiarse del arrendamiento de la propiedad a pesar de tener un tercio de la propiedad.

Un acto de discriminación sexual.

En definitiva, el juez ha concluido que el contrato de arrendamiento constituía una discriminación de sexo porque impedía a la mujer recibir la indemnización derivada del delito de violencia de género por el que fue condenado su marido.

Como destaca la sentencia, la utilización de la perspectiva de género para decidir sobre la nulidad de un contrato es una novedad, pero sólo corresponde al mandato de la Ley de Igualdad de Género, según el cual mujeres y hombres son tratados por igual y debe garantizarse la igualdad de oportunidades. exigidos e integrados en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas.

LA TIERRA de la mañana

Despierta con el análisis de la jornada de Berna González Harbour

CONSÍGUELO

TOP DIRECTORIO / Fuente

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

El mayor sistema de almacenamiento de energía en baterías de Europa está en funcionamiento, suficiente para 300.000 hogares durante dos horas

Vie Nov 25 , 2022
El desarrollador de energía limpia del Reino Unido, Harmony Energy, puso en marcha el sistema de almacenamiento de energía de batería más grande de Europa (por MWh) el lunes en East Yorkshire. El proyecto Pillswood, cerca de Hull, funciona con un sistema Tesla Megapack de 2 horas y tiene la […]
El mayor sistema de almacenamiento de energía en baterías de Europa está en funcionamiento, suficiente para 300.000 hogares durante dos horas
Copyright. Todos los derechos reservados Tema: Default Mag por ThemeInWP .