Los sindicatos piden el acuerdo de alivio para aceptar cambios en el cálculo de las pensiones

La propuesta de aumentar de 25 a 30 el número de años para el cálculo de las pensiones de vejez, con posibilidad de descartar los dos de menor cotización, planteada este lunes a sindicatos y empresarios por la Seguridad Social, es el primer paso en un juego complicado. El departamento, encabezado por José Luis Escrivá, intenta llegar a un acuerdo tripartito, pero los intereses de las partes implicadas se superponen. Fuentes gremiales confirman que la única forma que tienen de valorar un (pequeño) aumento del número de años es aumentar el número de contratos de baja en el sector industrial, donde esta fórmula ofrece garantías específicas, y para ellos sin garantía más allá del 31 de diciembre de 2019 extenderse más allá de diciembre cuando expiren sus términos actuales. El objetivo a medio plazo sería extender estas especificidades al resto de sectores para que un mayor número de trabajadores puedan beneficiarse de ellas.

El freno a la renovación del contrato de ayudas, muy utilizado en la industria manufacturera y cuyo diseño se agotará a finales de año, «es cuestión de Escrivá», asegura una fuente sindical. Según confirma esta fuente presente en la reunión de este lunes, la ministra apeló al recelo europeo para evitar la demanda. Sin embargo, la insistencia de las centrales, que propusieron una extensión a otros sectores productivos, llevó a esta contrapartida, que ahora es valorada por los representantes de los trabajadores.

El contrato de relevo -que tiene mucho peso en la industria automotriz- se ejecuta cuando un trabajador solicita la semi-jubilación y otro interviene para ocupar su puesto (relevo). Esto significa que aunque el primero aún no haya alcanzado la edad mínima legal para el cese total de la relación laboral (66 años y 2 meses en 2022), puede reclamar una reducción de jornada, siendo cubierta esta parte gratuita por otro trabajador. Para que un trabajador tenga derecho a este tipo de pensión, debe encontrarse en alguna de las dos situaciones siguientes: debe tener 62 años y 2 meses de edad y haber cotizado por lo menos 35 años y 6 meses; o 63 años y 4 meses y al menos 33 años de aportes. Cumplir con esta porción puede reducir su jornada laboral entre un 25% y un 75% en el tiempo restante hasta la jubilación total. Esta será la duración del contrato del ayudante.

Extender el cómputo de años es un tema delicado para el gobierno. Esto se debe principalmente a que Unidas Podemos no ve con buenos ojos la ampliación del plazo de cómputo. Tampoco molesta a los empresarios la falta de atención que están recibiendo para acordar una medida que debería estar lista antes de fin de año (apenas un mes); y frente al cual se paran los sindicatos de perfil. A pesar de haber afirmado públicamente que ampliar el plazo de cómputo supondría una reducción de las pensiones futuras, lo que supondría cruzar una línea roja, fuentes sindicales reconocen que están barajando otra de las opciones presentadas por el ministro José Luis Escrivá que no tenía mala pinta ni siquiera plantearse. : 28 años de cotización, con ida. Eso significa que aceptarían aumentar el número actual a 27 en solo dos años.

Tanto en público como en la mesa de negociación, sin embargo, su posición es clara en contra de cualquier aumento. “No me importa nada si tienen 28 años, 30 años, si se quitan dos o no. El ministro dice que es neutral. Si la seguridad social ni gana ni pierde con esta propuesta, déjalo como está”, defendió este martes Pepe Álvarez, secretario general de UGT. Y ha recordado que se acaba de elevar el plazo de cómputo a 25 años, por lo que aún se desconoce «su impacto práctico en el sistema».

estrategia de negociación

El silencio negociador de los últimos meses ha permitido a Escrivá lanzar varios globos de prueba para comprobar el impacto de los distintos tramos de subidas que está administrando. El planteamiento expresado inicialmente sugería un aumento de diez años, de 25 a 35, y encontró un enorme rechazo. Hasta el punto de que el ministro lo descartó públicamente. Con ese anuncio, sin embargo, consiguió lo que pretendía: definir un horizonte lo suficientemente lejano sobre el que hacer recortes incrementales para intentar atraer al resto de actores sociales. La del lunes fue la segunda baza de la negociación, emitida con el objetivo de mostrar un enfoque menos agresivo y más indulgente. Pero sabiendo que no iba a ser la opción ganadora.

“La ampliación del cómputo de la base legal a 30 años es un endurecimiento del acceso a la jubilación que no podemos compartir, lo hemos dicho en muchas ocasiones”, respondió este lunes la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. “Estamos haciendo cambios en el mercado laboral que impulsan la recuperación de derechos. No es reclamar derechos, es recortarlos”, agregó la vicepresidenta desde México, donde asiste a la Feria Internacional del Libro.

El apoyo sindical a la ampliación de los años de pensión también depende del desarrollo de otras propuestas que están sobre la mesa, como la eliminación del techo en las bases de cotización. Actualmente tienen un tope de 4.139,40 € al mes (49.672 € al año) y en 2023 subirán a 4.495 € (54.000 € al año) después de que el Gobierno anunciara un aumento de los presupuestos del 8,6%. Esto significa que los salarios por encima de esta barrera no contribuyen al sistema. Los sindicatos proponen eliminar cualquier tope que permitiría la expansión de los ingresos pero generaría pensiones más altas a largo plazo. Esta medida es rechazada formalmente por los empresarios.

No obstante, Escrivá quiere ligar la evolución de la base imponible máxima al IPC, como ocurre con las pensiones, y además realizar una subida anual adicional. En su ponencia presentada el lunes indicó que entre 2025 y 2050 serían 1.154 puntos. Por lo tanto, el volumen aumentará, pero seguirá teniendo límites. Gobierno, sindicatos y patronal (CEO y Cepyme) se volverán a reunir este jueves, con todos los frentes abiertos y cada vez menos posibilidades de llegar a un acuerdo para trasladar tres a Bruselas antes de que finalice el año.

LA TIERRA de la mañana

Despierta con el análisis de la jornada de Berna González Harbour

CONSÍGUELO

Leer sin limites

TOP DIRECTORIO / Fuente

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

Lamborghini explica cómo (y por qué) diseñó el todoterreno Huracán Sterrato

Mié Nov 30 , 2022
Lamborghini ha abierto nuevos caminos (literal y metafóricamente) al lanzar una variante todoterreno del Huracán llamada Sterrato. Este no es el primer todoterreno de la marca; esta rama del árbol genealógico incluye el LM002 construido en 1980 y el Urus. Pero es el único Lamborghini que da el increíble salto […]
Lamborghini explica cómo (y por qué) diseñó el todoterreno Huracán Sterrato
Copyright. Todos los derechos reservados Tema: Default Mag por ThemeInWP .