La congelación de alquileres está lastrando las negociaciones del gobierno sobre el apoyo a la inflación

El Consejo de Ministros se prepara para adoptar este martes, el tercero del año, otro paquete de ayudas para paliar las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania. Tras la última sesión de Gobierno de 2022, está previsto que comparezca el presidente Pedro Sánchez para explicar las medidas anticrisis y hacer balance de un año marcado por la guerra en Europa del Este y la inflación. El nuevo decreto ampliará algunas iniciativas que han estado en marcha desde que se aprobaron las primeras a finales de marzo, y añadirá otras que entrarían en vigor el 1 de enero. Aunque España es actualmente el socio de la UE con menor inflación, los precios de los alimentos siguen creciendo a niveles récord, por lo que se esperan soluciones que mitiguen el elevado precio de la cesta de la compra. En otros casos, el paquete finalizado por el ejecutivo puede traer cambios significativos: se ha discutido el bono de 20 centavos por litro de combustible y se considera ampliamente su retiro, aunque se mantendría para las aerolíneas. Las negociaciones pendientes entre los dos socios de Gobierno no han estado exentas de tensión, y la vivienda ha vuelto a convertirse en uno de los caballos de batalla.

A fines de noviembre, como parte de la aprobación del presupuesto, Bildu anunció un acuerdo con el Ejecutivo para extender el límite de actualización de la renta por un año más. Este límite solo se aplica a quienes tienen un contrato vigente cuya renta se actualiza anualmente. Por lo general, el contrato especificará que el nuevo precio se calculará utilizando el IPC, lo que se ha traducido en grandes aumentos a medida que aumenta la inflación. Para frenarlos, el Ejecutivo fijó un máximo del 2% que pueden aprovechar los arrendatarios. Es una medida sobre la que hay consenso entre los socios, pero Unidas Podemos la considera insuficiente. Por ello, también han pedido en los últimos días la congelación de las rentas de acuerdo con las demandas de las asociaciones de inquilinos. En principio se trataría de hacer algo similar a lo que se ha probado en los momentos más difíciles de la pandemia del Covid: que para los que se queden sin contrato (y se expongan a subidas de alquiler porque tienen que firmar uno nuevo y el tope del 2% no aplicable) tendría derecho a prorrogarlo un año más en las mismas condiciones. Algo similar se concedió en el primer alojamiento (en su momento, la prórroga extraordinaria fue de seis meses), pero se justificó porque las restricciones de circulación desanimaron a muchos inquilinos a buscar en otra parte.

El argumento de UP ahora es «que al menos este año debido a la incertidumbre existente, se deberían congelar las rentas para evitar subidas drásticas». En este sentido, la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, afirmó este lunes en Twitter que “es importante dar garantías a los trabajadores en estos tiempos de incertidumbre: prohibir los despidos o garantizar el contrato de ayuda, pero también protegerse de las subidas de precios”. vivienda o Comer». Fuentes de su departamento recuerdan que en un acto celebrado a principios de diciembre con los sindicatos de inquilinos y la PAH, Díaz se comprometió a defender, entre otras cosas, la congelación de los arrendamientos, y así lo están haciendo en la mesa de negociación del decreto. .

Además, Podemos ha estado pidiendo que se congelen las hipotecas a tipo variable ya que el cambio de política monetaria y las subidas de tipos de interés han encarecido significativamente los tipos de interés de los préstamos este año. Es una solución que se discutió en ese entonces durante las negociaciones sobre el nuevo código de conducta del sector bancario para ayudar a los prestatarios en una situación vulnerable. Empresas como CaixaBank apuestan por la congelación y esta es una de las soluciones que contemplan las medidas finalmente acordadas por la patronal del sector con el Ministerio de Economía, aunque apuestan más por la corrección de carencias y la reducción del uso de tipos para paliar temporalmente las facturas (pero en muchos casos pueden dar lugar a que se paguen más intereses al final y poner en duda el alcance real del acuerdo). Lo que se ha propuesto ahora la formación que dirige Ione Belarra es tomar como referencia el Euribor del 30 de junio (cuando ya subía pero antes de que se disparara) y calcular las cuotas utilizando este indicador durante un año.

Estoy convencido de que la mejor noticia para mucha gente estas Navidades sería que el Gobierno congele los alquileres, como ya hemos hecho durante la pandemia, y las hipotecas a tipo variable también. Necesitamos que el PSOE entienda que este es el principal problema para la mayoría de las familias.

— Ione Belarra (@ionebelarra) 25 de diciembre de 2022

Si bien la puesta en escena de los desencuentros ya es una constante en cualquier negociación entre socios del poder ejecutivo, las conversaciones sobre ninguno de estos dos temas (alquileres e hipotecas) son fáciles. En las últimas horas, figuras destacadas de la formación, entre ellas Belarra, ministra de Derechos Sociales, han hecho públicas en las redes sociales sus diferencias con el PSOE. “Estas no serán negociaciones fáciles”, resumía esta tarde la número tres de Podemos, Lilith Verstrynge. “La prioridad es hacer entender al PSOE que los mayores gastos de los españoles están relacionados con el pago de alquileres e hipotecas y por tanto hay que zanjar estas cuestiones”, ha añadido el secretario de Estado para la Agenda 2030.

El acuerdo parece facilitar la emisión de un cheque a familias específicas (la propuesta original de UP llegó a 10 de los 19 millones de hogares españoles y se esperaba que pagara alrededor de 300 euros) para ayudarlas a lidiar con la inflación. Esta medida tiene un doble objetivo. La más evidente es la ayuda con los elevados costes de la cesta de la compra, para lo que también se habla de rebajar el IVA de determinados productos al tipo superreducido del 4%. Pero el segundo objetivo podría ser compensar el final de las rebajas de combustible.

gasolina y transporte publico

Desde el 1 de abril, cada cliente que visita una gasolinera en España recibe un descuento de 20 céntimos por cada litro de gasolina o gasóleo consumido. El bono fue aprobado después de que los precios de los combustibles se dispararan como consecuencia de la guerra en Ucrania, y ha sido criticado como una medida arbitraria (que es sinónimo de muy costosa) ya que todos lo reciben independientemente de los ingresos, y también un subsidio para una actividad dañina para el medio ambiente. . El asunto causó malestar incluso dentro del poder ejecutivo, que en las últimas semanas parecía inclinado a retirar esa ayuda por completo. En este caso, seguiría beneficiando a las empresas de transporte profesional o trabajadores del sector primario, aunque la operativa variaría y a partir de ahora las primas se entregarían simultáneamente con la contabilización de la devolución del gasóleo profesional (con un precio especial fijado por el autoridades públicas). No serían los únicos sectores con medidas especiales: el propio Sánchez también anunció que apoyaría a otros sectores muy afectados por la situación energética, como la industria intensiva en gas y los fabricantes de cerámica en particular.

Además, se espera que en el decreto adoptado este martes por el Consejo de Ministros se prevea concretar algunas de las soluciones que ya están en marcha y que hay consenso para ampliar. Una de ellas es la gratuidad de los billetes de tren Cercanías y Media Distancia (medida que se aplica a los viajeros frecuentes y es la única cuyo impacto económico se ha tenido en cuenta en los presupuestos). No obstante, los descuentos actuales no se extenderán al transporte urbano como el autobús o el metro (en este caso la decisión depende de las administraciones locales y autonómicas). Y también se prorrogará la reducción del IVA en las facturas de la luz, sujeta en realidad a diversas medidas temporales para reducir su coste, que se han aplicado mucho antes del primer decreto para paliar la crisis de la guerra en Ucrania, ya que el aumento del coste de la La luz fue mucho antes y comenzó a notarse en la primavera de 2021.

LA TIERRA de la mañana

Despierta con el análisis de la jornada de Berna González Harbour

CONSÍGUELO

TOP DIRECTORIO / Fuente

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

Explicación: Los créditos de carbono forestal tienen como objetivo compensar la contaminación

Lun Dic 26 , 2022
WASHINGTON — Durante años, las aerolíneas han ofrecido a los pasajeros afectados por el cambio climático una opción: por una tarifa adicional, eliminar la contaminación por dióxido de carbono de su parte de los vuelos pagando para proteger los árboles. Esta es la idea detrás de los créditos de carbono […]
Explicación: Los créditos de carbono forestal tienen como objetivo compensar la contaminación
Copyright. Todos los derechos reservados Tema: Default Mag por ThemeInWP .