El Gobierno ataca a la baja la competencia fiscal promulgada por las comunidades del PP

El Gobierno ha lanzado un aluvión contra la intención de la Junta de Andalucía de imitar la fiscalidad de la Comunidad de Madrid, ambas sujetas al PP, donde claramente son las rentas más altas las que más se benefician. La portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, ha llamado a los españoles a «pensar» propuestas como la supresión del impuesto sobre el patrimonio que ha presentado esta semana el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno. “La gran mayoría no pertenece a este grupo de elegidos. Hay unos cuantos que tienen activos de más de un millón de euros en este país y en Andalucía. Si la pregunta que hacemos a los ciudadanos es si están entre los elegidos, el 99% diría que no. Y si les preguntamos si creen que [la retirada de] que se benefician del impuesto, la respuesta sería no. Es una decisión que nos afecta a todos: la Junta de Andalucía dejará de recaudar millones de euros para suprimir este impuesto para los más ricos. Esto se traduce en menos recursos para la comunidad autónoma para contratar médicos, maestros o libros de texto gratuitos”, dijo Rodríguez.

Más información

Solo el 0,2% de los andaluces se beneficiaría de la rebaja fiscal anunciada por el PP Barón. Unos 20.000 contribuyentes del municipio más poblado de España (8,5 millones de habitantes) tributaron por este impuesto, que ha recaudado 120 millones este año. Madrid es el único municipio de toda España que subvenciona la riqueza al 100%, el impuesto sobre el patrimonio. El impuesto sobre sucesiones y donaciones también fue suprimido en la práctica hace años con una bonificación del 99%. La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, también ha anunciado que reducirá el IRPF en línea con la inflación, además de nuevas deducciones fiscales por vivienda o educación. Castilla y León también se ha comprometido a aprobar una «bajada de impuestos histórica» ​​que nunca llegó a materializarse.

La competencia a la baja de un nuevo PP comunitario, esta vez Andalucía, no solo ha reabierto el melón de la política fiscal en España, uno de los países de la UE con menor presión fiscal: el 39,1% del PIB a finales del año pasado, siete puntos menos que la media de la UE. El Gobierno del PSOE y Unidas Podemos cree que el PP ha vuelto a tomar una posición clara en defensa de los ciudadanos más privilegiados, lo que ha suscitado las críticas de Pedro Sánchez a que Alberto Núñez Feijóo y el principal partido de la oposición representan los intereses de los poderosos, como se ve en su negativa la semana pasada a rechazar gravámenes temporales a las grandes empresas energéticas y bancarias por ganancias extraordinarias tras la guerra en Ucrania. “Estamos ante un debate muy importante, se trata de confrontar dos modelos muy diferentes, el que defiende este Gobierno de la mayoría, el 95% de españoles, frente a unas políticas del PP dirigidas a una minoría: la fortuna de más de un millones de euros o subvenciones para ricos en la Comunidad de Madrid [a rentas de más de 100.000 euros para estudiar en centros privados]’, dijo el director ejecutivo. El impuesto sobre el patrimonio grava a los contribuyentes cuyo patrimonio supera los 700.000 euros y tiene en cuenta los bienes muebles e inmuebles.

La expectación por la continuidad de Andalucía con la política fiscal que defiende Madrid desde Esperanza Aguirre ha llevado al ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, a abogar por centralizar los impuestos para evitar las «tonterías» de las Comunidades Autónomas compitiendo en materia fiscal. Escrivá, en declaraciones a Onda Cero, ha dejado claro que se trata de una opinión «a título personal», que ha defendido en el pasado como presidente de la Agencia Tributaria (AIREF). La vocera del Gobierno ha subrayado que esto no forma parte de los planes del Ejecutivo. “El ministro dijo que era una opinión personal y que no hay nada que aclarar. El trabajo del gobierno es abordar siempre los avances en los impuestos en línea con el sistema de financiación. no tenemos maquina [pagar] Los maestros, los médicos, contribuyen a beneficios como la adicción… Esa varita mágica se llama impuestos”, agregó. El modelo de financiación ha estado bajo escrutinio desde 2014. La dirección del PSOE y PP asume que no será posible un acuerdo al menos hasta las elecciones autonómicas y locales de mayo y las elecciones federales de finales de 2023.

«Me parece absurdo que los municipios hayan apostado por la competencia fiscal», ha subrayado Escrivá, que considera la supresión del impuesto sobre el patrimonio una medida «extraordinariamente regresiva» en un momento en que es necesaria, y que las políticas redistributivas son la las personas vulnerables más fuertes debido a los efectos de la inflación. «Lo que tienen que hacer las comunidades autónomas es dedicarse a mejorar la prestación de los servicios de salud y educación… Esta competencia fiscal entre ellas es un tema que nunca he entendido», dijo. El presidente de la Comunidad de Madrid respondió: “Seré la peor pesadilla de la gente que intenta cobrar impuestos en la Comunidad de Madrid. Es incomprensible que con lo que estamos presenciando, las comunidades autónomas, que son el motor de creación de empleo y el motor económico de España, nos estén negando esta libertad y prosperidad, intentando cerrar mientras que en otras regiones no se actúa de la misma manera. donde no se respetan ni la ley ni el estado de derecho”.

La ministra ha explicado que esta situación se debe a un sistema de financiación autonómico «mejorable» que decide los recursos que debe tener cada municipio para dotar a los ciudadanos de servicios públicos básicos como la sanidad y la educación.

En España, ha precisado, se ha optado por un sistema de asignación de impuestos completos y tramos impositivos, aunque apoya el modelo australiano, en el que la asignación de los recursos autonómicos se decide en función del gasto efectivo per cápita de cada uno de los Servicios públicos. que se genera.

«Es un modelo mucho más fino. En cambio en España estamos muy afianzados en este trasvase fiscal, que tiene mucha tradición pero que a mí personalmente no me gusta y que genera estas desviaciones indeseables que vemos hoy en día”, ha subrayado. Para la ministra, se trata de un debate «fundamentalmente técnico, no político». “Los ciudadanos entienden que las Comunidades Autónomas juegan un papel central en la prestación de servicios de educación, salud o cuidados y eso ya es tan importante…”, concluyó.

Cataluña rechazó inmediatamente la propuesta de Escrivá. “Hay una parte del gobierno que tiende a volver a centralizar todo en diferentes áreas. La centralización casi nunca es la mejor opción», ha asegurado este martes la portavoz del Gobierno, Patrícia Plaja, y ha añadido que el objetivo del ejecutivo catalán es «gestionar el 100% de sus impuestos».

Sin embargo, Plaja respondió con más contundencia a la propuesta del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, de suprimir el impuesto sobre el patrimonio ya la llamada a los empresarios catalanes a trasladarse a Andalucía. «Cataluña fijará sus impuestos teniendo en cuenta las necesidades de los catalanes y no entrará en una subasta populista que no aportará nada», ha exclamado Plaja. La portavoz catalana también ha pedido a Bonilla que oriente su política poniendo en el centro a los andaluces. «Dejen en paz a los culés», remacha.

TOP DIRECTORIO / Fuente

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

¿Los paneles solares funcionan en invierno?

Mar Sep 20 , 2022
A medida que el frío se intensifica y la nieve comienza a caer, como ha sucedido durante las distintas rachas de frío que han azotado al país esta temporada, las dudas sobre la energía solar se multiplican. ¿Funciona un sistema fotovoltaico en invierno?, ¿es adecuado si vivo en una zona […]
¿Los paneles solares funcionan en invierno?
Copyright. Todos los derechos reservados Tema: Default Mag por ThemeInWP .