Comprar una vivienda : ¿Es mejor de segunda mano o nueva?

24 noviembre 2017
Comments 0

Etiquetas , , ,

Una de las inversiones más importantes de la mayoría de personas es su hogar. Nos independizamos y queremos hacernos con un techo propio en el que tener la seguridad de que nos podremos resguardar. Sin embargo, es muy común la pregunta que se hacen muchos sobre si es mejor comprar una vivienda de obra nueva o de segunda mano.

No existe una respuesta universal para ello pero en este artículo trataremos de aclarar el tema contándote cuáles son los aspectos que tienes que tener en cuenta a la hora de tomar la decisión, esa que puede que sea la más importante de tu vida.

Aspectos a tener en cuenta para comprar una vivienda de obra nueva o de segunda mano

Estos 4 aspectos son los que, en la inmensa mayoría de casos, determinarán si lo más adecuado es adquirir una propiedad de segunda mano o decantarte por una nueva.

Gastos

No sólo hay que tener en cuenta el precio de la vivienda que, obviamente, será menor en el caso de las de segunda mano. Es importante también tener en cuenta los gastos asociados a las propiedades que te interesan, desde cuotas comunitarias hasta la cantidad de obras.

Por ejemplo, las reformas en Alicante son continuas debido al turismo y a la humedad ambiente, por ello, en esta ciudad suele ser mejor una vivienda usada, pues vas a terminar reformándola, y varias veces. Del mismo modo, hay ubicaciones más amables con las construcciones en las que sabes que un pisito nuevo va a ser un caramelo casi para siempre.

Del mismo modo, los impuestos también son diferentes dependiendo del tipo de vivienda a adquirir. El IVA es del 10% y se aplica a obra nueva (excepto para las VPO que se queda en un 4%). El ITP se aplica a aquellas usadas y es variable en función de la ciudad y de otras características; va del 4 al 10% también.

Ubicación

Las viviendas nuevas se construyen en la periferia, por obvias razones. Esto hace que se queden alejadas, en muchos casos, de servicios; del mismo modo, también se disfruta de construcciones anexas como centros deportivos, parques infantiles o jardines.

Las de segunda mano las encontramos dispersas por todos los lugares por lo que el acceso a los servicios es más sencillo y, en general, tenemos más libertad para escoger qué queremos tener en nuestro vecindario y alrededores.

Disponibilidad

En ambos casos la disponibilidad puede ser inmediata o, por el contrario, es posible que se precise de un tiempo para entrar a vivir. Esto depende, en el caso de obra nueva, de si la casa está terminada o no y en para segunda mano, de si esta está vacía o los antiguos dueños deben abandonarla.

Tamaño

Por lo general, las viviendas nuevas se construyen mucho más pequeñas que las antiguas. Por ello, con un mismo presupuesto puedes acceder a una casa de segunda mano mucho más grande o bien, invertir menos y conseguir una propiedad de tamaño mediano.

 

Así que si quieres comprar una vivienda, ¡no lo pienses más!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *